Sistemas de Cuotas de Género Parte I

Editorial/artículo de opinión/comentario en blog

 Atrás
Septiembre 1, 2014

Sistemas de Cuotas de Género Parte I

Foto-AFP

 

Sistemas de Cuotas de Género por Mónika Pérez del Villar, redactora iKNOW Politics

Parte I

Historia y definición

 

Para poder entender que es el sistema de cuotas de género tenemos que entender de donde viene este concepto.  El primer antecedente claro es Olympe de Gouges que durante la Revolución Francesa (1791), propuso la creación de una constitución en la que los hombres y las mujeres sean considerados  igualmente como ciudadanos. En este documento se exigió por primera vez el voto femenino. A partir de ahí se empezaron a dar varias corrientes y tendencias de las mujeres para exigir mayor participación política. La respuesta a estas acciones dio como resultado un movimiento conocido como sufragismo2 a finales del siglo XIX y principios del siglo XX en el cual se exigía el derecho de la mujer a votar y ser votada. Fue hasta 1948 cuando se consiguió el reconocimiento internacional al derecho de las mujeres de participar en la política.

 

Se han ido visto avances significativos en el sufragio femenino, a través de la creación de las cuotas de género y finalmente en la paridad democrática. Actualmente las mujeres gozamos, en términos jurídicos, de igualdad de posibilidades para participar en la vida política (igualdad de jure); eso no significa que las mujeres lo hagamos de forma equitativa en cuanto a toma de decisiones se refiere. Esto llevó a la necesidad de la implementación del sistema de cuota de géneros que se desarrolla dentro de un sistema social de género. El primero trata de las cuotas de participación por sexo cuyo objetivo es garantizar la efectiva integración de las mujeres en los cargos de elección. Se considera que es el mecanismo mas efectivo para promover una participación mas equitativa entre hombres y mujeres. El segundo se define como un sistema global que regula y organiza la vida social y en ello las relaciones entre hombres y mujeres en distintos niveles.  Debido al desequilibrio que hay en el órgano de las tomas de decisiones se ha tenido que recurrir a estos sistemas para garantizar una verdadera participación de las mujeres. Tenemos tres tipos de cuotas, la constitucional que en su nombre viene la definición; la segunda la legislativa en al cual se ponen determinados números mínimos de participación de hombres y mujeres y finalmente las voluntarias que son aquellas que los partidos ponen en sus estatutos pero que no tienen obligatoriedad.

 

Para hablar de una paridad de género se tiene que trabajar en  la redistribución del poder en el ámbito del trabajo, en la toma de decisiones y finalmente en la vida familiar. Para conseguir que haya una verdadera igualdad tenemos que partir de que las mujeres son distintas a los hombres, las situaciones en las que se ha desarrollado cada uno es desigual y ha habido desde siempre un machismo imperante en la clase política; aún así las cuotas de participación son el mecanismo más efectivo para promover una participación equitativa entre hombres y mujeres. Posteriormente analizaremos cuales son las ventajas y desventajas del sistema de cuotas ya que ha desatado una serie de debates dentro y fuera del sistema político.