Los partidos políticos no fueron hechos para mujeres, eso necesita cambiar

Editorial/artículo de opinión/comentario en blog

 Atrás
Marzo 25, 2020

Los partidos políticos no fueron hechos para mujeres, eso necesita cambiar

Source:

Por Saskia Brechenmacher y Caroline Hubbard,

El año 2020 marca el vigésimo quinto aniversario de la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing , el primer plan mundial para avanzar en el empoderamiento de las mujeres y la igualdad de género en todo el mundo. Este aniversario es un momento natural para evaluar el progreso y los desafíos pendientes en este dominio. Un elemento crítico de tal evaluación es una mirada a la participación política de las mujeres.

La participación política de las mujeres no es solo un derecho humano, sino también clave para el desarrollo sostenible y una democracia próspera. En pocas palabras, la participación plena y equitativa de las mujeres en la vida pública es esencial para construir democracias fuertes y pacíficas.

Muchos países han hecho algunos progresos. El promedio mundial de mujeres en los parlamentos nacionales se ha más que duplicado desde 1995, del 11.3% en 1995 al 24.4% en la actualidad. Sin embargo, el ritmo general de cambio ha sido lento. Según el Foro Económico Mundial , al ritmo actual de cambio, la brecha de género en la política no se cerrará este siglo.

La verdad inconveniente es que los partidos políticos son una parte central del problema. Para muchas mujeres, son la puerta de entrada a la política formal, ya que reclutan y seleccionan candidatos para cargos políticos. Sin embargo, en el Instituto Nacional Democrático (NDI), una organización sin fines de lucro con sede en Washington DC que busca apoyar la democracia en todo el mundo, descubrimos que los partidos a menudo son organizaciones políticas patriarcales que son hostiles al avance de las mujeres. Los partidos establecidos tienden a ser resistentes al cambio, ya que los líderes masculinos del partido se benefician de un status quo desigual .

La verdad incómoda es que los partidos políticos son una parte central del problema.

Desde este punto de vista, es tentador preguntar si la aparición de nuevos partidos políticos puede abrir la puerta a la participación igualitaria de las mujeres. Si bien pueden surgir nuevos partidos en cualquier momento del ciclo de vida de una democracia, es muy probable que se formen durante las transiciones políticas, por ejemplo, una transición del conflicto civil a la paz o de la dictadura a la democracia multipartidista.

Las mujeres a menudo están en la primera línea de los movimientos políticos que impulsan tales aperturas, como se pudo ver más recientemente en Sudán . ¿Cuándo su activismo lleva a una representación significativa en los nuevos partidos forjados durante esas transiciones? En otras palabras, ¿qué explica si estos partidos recién formados dejan espacio para las mujeres miembros como líderes?

Haga clic aquí para leer el artículo completo publicado por Apolitical el 25 de marzo de 2020.