Segundo ranking de igualdad de mujeres y hombres en los partidos y movimientos políticos

Noticias de las y los socios

 Atrás

Segundo ranking de igualdad de mujeres y hombres en los partidos y movimientos políticos

La delegada de la Embajada de Suecia, Emma Nilenfors; la directora de País del PNUD, Silvia Rucks   y la  representante de ONU Mujeres en Colombia, Belén Sanz.   Foto Andrés Bernal/PNUD Colombia

Con la asistencia masiva de mujeres políticas, lideresas sociales y representantes de los principales partidos políticos y movimientos sociales, el PNUD, en alianza con Idea Internacional y el Instituto Holandés para la Democracia Multipartidaria (NMDI), con el  apoyo de la Embajada de Suecia, presentó hoy el  “Segundo ranking de igualdad de mujeres y hombres en  partidos y movimientos políticos”, el cual fue realizado en el marco de la Comisión Política de la Mesa de Género de la Cooperación Internacional en Colombia.

Este informe se socializó durante un evento que se cumplió en el hotel Tequendama, con el objetivo de fortalecer a los movimientos y partidos políticos en Colombia en su capacidad de ser representativos de los ciudadanos y ciudadanas y promover acciones para garantizar el goce efectivo de los derechos de las mujeres en el país.

El evento fue instalado por la delegada de la Embajada de Suecia, Emma Nilenfors; la directora de país del PNUD, Silvia Rucks y la  representante de ONU Mujeres en Colombia, Belén Sanz. De igual forma,contó con la participación de Cecilia López y Alfonso Valdivieso, quienes participaron en un panel sobre los retos de la participación política de la mujer en Colombia y la experta internacional de Idea, Juana. Todos coincidieron en que aún falta mucho trabajo de los Partidos para garantizar participación política de mujeres.

"Los partidos políticos deben ser el reflejo más cercano de las sociedades, deben ser los representantes de todos los intereses de los distintos grupos de la población, deben esforzarse por ser inclusivos y en todos estos sentidos la representación equitativa de las mujeres es todavía una tarea pendiente. No creemos que el mundo sería mejor si fuera dirigido solo por mujeres, pero si creemos que el mundo sería distinto si fuera liderado por mujeres y hombres conjuntamente", indicó Silvia Rucks, directora de país del PNUD en Colombia  (Leer discurso).  En el mismo sentido se pronunció Belén Sanz, representante de ONU Mujeres quien insistió en que  "las sociedades con más equidad de género son más democráticas e incluyentes".

El Ranking  que fue presentado por Diana Espinosa, coordinadora política de la Mesa de Género de la Cooperación Internacional y de Jorge Guzmán, coordinador del proyecto Fortalecimiento Democrático (PNUD, IDEA y NIMD), se publica a un año de que se realicen las elecciones en Colombia y cuando la ley 1475 de 2011 establece que en virtud del principio de equidad e igualdad de género, los hombres, las mujeres y las “demás opciones sexuales” gozarán de igualdad real de derechos y oportunidades para participar en las actividades políticas, dirigir las organizaciones partidistas, acceder a los debates electorales y obtener representación política. 

Este documento será una herramienta útil para los partidos y movimientos políticos en la construcción de rutas de trabajo y para la ciudadanía será una fuente de información cualificada sobre este tema.

La primera versión del ranking se presentó en octubre de 2008 y por el gran apoyo que este ejercicio significó para las organizaciones sociales, analistas y sobre todo para los partidos y movimientos políticos, la cooperación internacional decidió apoyar su revisión y sistematización para que esta herramienta se actualice periódicamente con el fin de identificar cambios a lo largo del tiempo.

De esta manera continuará la visibilización, incidencia y articulación de esfuerzos para contribuir al incremento de la presencia de mujeres y de su representación de intereses y agendas de género en el ámbito político.

 

El ranking

De acuerdo con la normatividad colombiana, los partidos políticos deben organizarse democráticamente. Así pues, la transparencia, objetividad, moralidad, equidad de género y el deber de presentar y divulgar sus programas políticos, son los principios rectores bajo los cuales deben organizarse estas colectividades (Constitución Política de Colombia, art. 107). La Ley 1475 de 2011, por la cual se adoptan reglas de organización y funcionamiento de los partidos y movimientos políticos en Colombia, define cada uno de estos principios y establece la obligación de garantizarlos en sus estatutos:

“En virtud del principio de equidad e igualdad de género, los hombres, las mujeres y las demás opciones sexuales gozarán de igualdad real de derechos y oportunidades para participar en las actividades políticas, dirigir las organizacionespartidistas, acceder a los debates electorales y obtener representación política”, dice la Ley.

El Ranking de Igualdad de Mujeres y Hombres en Partidos Políticos, tiene como objetivo general fortalecer a los movimientos y partidos políticos en Colombia en su capacidad de ser representativos de los ciudadanos y ciudadanas en su conjunto y promover acciones para garantizar el goce efectivo de los derechos de las mujeres en el país.

El objetivo específico de este ejercicio es sistematizar y analizar información para determinar los avances y desafíos de los movimientos y partidos políticos en su esfuerzo por garantizar la igualdad de hombres y mujeres en sus colectividades.

Democracia sin mujeres está incompleta

De acuerdo con la Registraduría Nacional del Estado Civil—RNE— (2011, 2012, adaptado), en Colombia las mujeres representan el 51% de la población colombiana,  pero en promedio solo alcanzan un 12% de los cargos de elección popular. Con esta subrepresentación de las mujeres, sin el goce completo de sus derechos y sin su activo involucramiento y participación en la política, no es posible el desarrollo pleno y completo del país. Paradójicamente, dicha falta de espacios de representación subsiste aun cuando las cifras del Sistema Nacional de la Educación Superior en Colombia (2012) confirman que las mujeres son un grupo poblacional con altos niveles de formación y preparación.

Puesto 90 entre 132 países

La baja participación de las mujeres en cargos de poder en Colombia es evidente y cada vez más preocupante. Conforme al Foro Económico Mundial (2011, p.9) Colombia ha retrocedido 58 puestos entre 2006 y 2011 en términos de igualdades entre hombres y mujeres y es el ámbito político el de mayor inequidad, seguido por el económico. A nivel mundial, y con base en información sobre mujeres en el parlamento, Colombia ocupa el puesto 90 entre 132 países. Según datos de la RNE (2012, adaptado) las mujeres solo ocupan el 9,4% de las gobernaciones y el 9,6% de las alcaldías; ellas son el 14,4% de los diputados, el 12% de los concejales, el 13,3% de los representantes a la Cámara y el 15,7% de los senadores.

 

Resultados del ranking

Ranking organizacional

·         La mitad de las organizaciones políticas tienen dependencias encargadas de desarrollar acciones específicas para las mujeres, que están reglamentadas y que tienen funciones en el nivel nacional y territorial.

·         Sin embargo, el porcentaje promedio del presupuesto de las colectividades políticas que se dedica para apoyar estas actividades y la dependencia de mujer, no sobrepasa el dos por ciento.

·         En cinco partidos políticos no hay ninguna mujer en algunas de las instancias de decisión de los partidos, ya sean instancias de gobierno o de administración de las organizaciones. 

Ranking electoral

·         Si se considera un puntaje medio de 50 puntos, el número de partidos con puntajes inferiores a ese valor es de ocho, lo cual representa dos terceras partes del total. Es decir, es en la dimensión electoral, es donde deben realizarse los mayores esfuerzos por las organizaciones políticas para incrementar la igualdad entre mujeres y hombres en sus colectividades.

·         En 2008, ningún partido o movimiento alcanzó un indicador de ranking parcial en la dimensión electoral por encima del valor medio (50%), lo cual refleja el bajo nivel de inclusión de la mujer en la política. Pero al comparar los resultados 2008 y 2012 se aprecia un cierto avance.

Ranking parcial programático

Solo ASI y el Partido Liberal alcanzan el valor máximo de la escala adoptada en el componente programático, cuatro se ubican en un término medio.

·         El conjunto de partidos o movimientos que se limita a mencionar en los estatutos el tema de la mujer, sexo o igualdad, sin especificar medidas referentes a cuotas para mujeres en listas para elecciones internas del partido, acceso a cargos directivos, o asignación presupuestal, representa la tercera parte de los partidos (Afrovides, MIO, PIN y Verde).

·         Si se comparan los resultados del ranking parcial para 2012, con la actualización generada para 2008, se puede apreciar un cierto avance: ASI ha realizado ajustes que lo llevaron a ubicarse en el primer lugar en 2012 al lado del Partido Liberal. Para 2012, solo un partido (AICO) no incluyó el tema de la mujer en sus estatutos, frente a una relación de 3 entre 13 partidos en 2008.

Conclusiones generales

·         El 50% de los partidos o movimientos alcanza puntajes por debajo del punto medio en la escala de cero (0) a cien (100). La aplicación juiciosa de las medidas de tipo afirmativo  como cuotas o porcentajes de participación para acceder a cargos dentro y fuera del partido, y el papel otorgado a la inclusión de la mujer desde los estatutos, ha llevado a algunos partidos a obtener puntajes relativamente más altos.

·         Pese a las limitaciones que fija el uso de la información en la dimensión electoral para actualizar el ranking correspondiente a 2008, es factible utilizar el ranking agregado para establecer ciertos avances o retrocesos de los partidos y movimientos políticos. Esa comparación  muestra un incremento superior a los 17 puntos en el valor máximo del indicador y otro equivalente a los 14 puntos para el valor mínimo entre un periodo y otro.

·         El Partido Liberal que ocupa la primera posición en el ranking con una diferencia que oscila entre 40 y 50 puntos con los últimos partidos que se encuentran en la lista (AICO, Verde y Afrovides). Esta situación da cuenta del nivel de heterogeneidad en relación con la inclusión de la mujer entre los partidos y movimientos políticos del país.

·         Los resultados en las elecciones, considerando inscripción en listas y porcentaje de mujeres electas, que se plasman en el ranking parcial para la dimensión electoral. Éste muestra avances importantes entre los diferentes períodos electorales considerados en este ranking. Pero todavía, en necesario introducir el acelerador, expresado en mayor voluntad política de parte de los partidos y movimientos políticos para incluir a más mujeres en sus listas y de brindarles acompañamiento adicional para que se visibilicen más frente al electorado.

·         En lo que se refiere a la dimensión organizacional, cabe destacar la necesidad de otorgar a la mujer un acceso equilibrado a los máximos órganos de gobierno y administrativo, pues actualmente la mayoría de las posiciones las tienen en lo administrativo.

·         Todavía para la cuarta parte de los partidos o movimientos, no se cuenta con una oficina u órgano responsable del tema de la mujer. La proporción de partidos o movimientos en los cuales no se desarrollan actividades orientadas a sus militantes mujeres es similar a la de los partidos que no tienen una oficina de la mujer (3 de 12), lo cual se ve reflejado en un bajo porcentaje del presupuesto destinado para estas acciones.

·         La dimensión programática permite concluir que, exceptuado AICO, los demás partidos o movimientos refieren en sus estatutos el tema de la mujer o el principio de igualdad de género.

·         El número de partidos o movimientos que establecen mecanismos para promocionar la participación de la mujer —asignación de recursos para la financiación de la participación política, cuotas para mujeres en listas internas del partido o cupos en los órganos directivos del nivel nacional o territorial— se reduce a las dos terceras partes. Solamente el Partido Liberal y ASI lograron incluir al menos dos de los mecanismos mencionados en sus estatutos.

·         Hacia futuro, la revisión de los programas de gobierno inscritos por candidatos a alcaldías capitales de departamento, se perfila como una opción para incluir una nueva variable de la dimensión programática.

·         El avance en la inclusión de la mujer, muestra también diferencias importantes entre partidos. AICO y el Partido Verde en primer lugar están llamados a introducir modificaciones en sus estatutos de forma tal que se incluyan acciones para el  fomento de la participación de las mujeres. Ese constituiría el primer paso para lograr que ellas accedan a los cargos directivos, y para visibilizarlas. Frente a estos, MIRA, el Partido Liberal, el Partido Conservador, e incluso ASI, han alcanzado logros que bien valdría la pena sistematizar a manera de aprendizaje para todos, y para los partidos o movimientos que en un futuro puedan surgir.

 

Recomendaciones

·         En la medida en que se logre una mayor apertura de los partidos y movimientos, sería factible revisar nuevamente, la inclusión de la proporción de mujeres en la nómina del partido pero de una forma más cualificada. Esto es, diferenciando entre rangos de salario o cargos, y no un simple reporte en el cual solo se indica el número de hombres y mujeres.

·         Urge hacer un llamado a la Registraduría Nacional del Estado Civil para que haga pública la información electoral, de manera más accesible a la forma como aparece en su página Web. Esto es, mediante un formato que permita una captura eficiente de la información y especificando el sexo del candidato. Es decir que se adopte el sistema de datos abiertos u “open data”.

·         En términos de la información que entregan los partidos al Consejo Nacional Electoral, es necesario realizar un trabajo de sensibilización a los partidos frente a la importancia de entregar estos datos. Sobre todo en relación a información relacionada con gasto en publicidad y a las transferencias realizadas por los partidos y movimientos a sus candidatos, cuya información debe ser más precisa y completa.

·         De igual forma, es importante impregnar mayor formalidad y claridad al proceso de entrega de la información de parte del CNE, pues es necesario que para el público interesado en ella, sea completamente claro, cuál es la instancia al interior del Consejo encargada de la entrega de la información y los requisitos que se requieren para accederla.

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) promueve cambios en los países para avanzar hacia un mayor desarrollo y facilita el intercambio de conocimientos y experiencias para ayudar a los pueblos a forjar una vida mejor. Dentro del Sistema de las Naciones Unidas el PNUD lidera el seguimiento y promoción de los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) a los que se comprometieron los gobiernos de mundo a alcanzar en 2015. El tercero de esos objetivos es “promover la igualdad de género y la autonomía de la mujer”. Bajo esa perspectiva, una mujer empoderada y autónoma, es aquella que reconoce sus capacidades y aprovecha las oportunidades, en la educación, en la esfera laboral, en su entorno social y familiar, y por supuesto enel ámbito político. 

Este trabajo es también el resultado del esfuerzo coordinado de la Comisión para la Inclusión y Representación Política de las Mujeres de la Mesa de Género de la Cooperación Internacional en Colombia que socializa y potencializa las iniciativas que cada una de las entidades desarrolla para contribuir en el incremento de la presencia de las mujeres y de la representación de intereses y agendas de género, en el ámbito político. Así mismo, la Comisión desarrolla acciones conjuntas a favor de la inclusión y representación de las mujeres en la política. 

La Comisión está integrada por: AECID. Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo; Embajada de Suecia; GIZ. Agencia Alemana de Cooperación Técnica para el Desarrollo; IDEA Internacional. Instituto Internacional para la Democracia y la Asistencia Electoral NDI; Instituto Nacional Democrática para Asuntos Internacionales; Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, PNUD; Fondo de Población de las Naciones Unida; UNFPA;  la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, USAID.

Escuche aquí los discursos

Silvia Rucks, Representante País PNUD Colombia

Emma Nilenfors, Jefe de Cooperación Embajada de Suecia en Colombia

Belén Sanz Luque, Representante de ONU Mujeres en Colombia

 

Más información:  elizabeth.yarce@pnud.org.co (57) (1) 4889000 ext 131 (57)  300 654 06 90 

Región: 
Socio: 
El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD)