Heidemarie Wieczorek-Zeul

Entrevistas

 Atrás
Octubre 29, 2007

Heidemarie Wieczorek-Zeul

Ministra Federal de Cooperación Económica y Desarollo

"Tenemos que reconocer que el mundo está lleno de diferencias en relación al género y que se necesitan políticas activas, con suficiente información y recursos, para eliminar la discriminación actual por razones de género. Establecer derechos igualitarios en leyes y normas no va a ser suficiente." - Heiremarie Wieczorek-Zeul

iKNOW Politics: Desde hace varios años usted es Ministra Federal de Cooperación Económica y Desarrollo de Alemania, y ya va por su tercer mandato. Como mujer que ocupa una posición tan estratégica, y particularmente en 2007, dado que Alemania preside la Unión Europea (UE) y el Grupo de los Ocho (G8), ¿podría contarnos cómo maneja las expectativas, la carga laboral y las presiones de su cargo? ¿El público espera de usted una agenda diferente por ser una mujer?

Lo que siempre me motiva son los resultados positivos que se logran gracias a nuestro trabajo. La sonrisa de un niño es la mejor recompensa posible y es algo que me alienta todo el tiempo. Y sí, es cierto que se espera que las mujeres tomen medidas más concretas y más solidarias.

iKNOW Politics: Hace poco promovió una Conferencia de Alto Nivel sobre el Empoderamiento Económico de la Mujer. ¿Por qué cree que es importante fortalecer el empoderamiento económico de la mujer?

Estoy absolutamente convencida de que el empoderamiento económico y los derechos de la mujer son interdependientes y se fortalecen mutuamente. ¿Por qué? Las mujeres son dueñas de apenas el 1 por ciento de las riquezas mundiales, ganan sólo el 10 por ciento de los ingresos globales y están lejos de ser consideradas en forma igualitaria respecto a los hombres, que poseen el 99 por ciento de las riquezas y ganan el 90 por ciento de los ingresos del mundo. La desigualdad no podría ser mayor. Siempre que las mujeres dependan económicamente de otros, su libertad de expresión se verá limitada, no podrán tomar decisiones en forma independiente o incluso asumir plena responsabilidad de ellas mismas y de sus hijos. Aquí están en juego derechos humanos básicos.

El empoderamiento económico de la mujer no es simplemente una moda o un eslogan, significa que las mujeres están en pie de igualdad con sus esposos cuando se trata de tomar decisiones que las afectan a ellas y a sus familias. El empoderamiento político y económico de la mujer tampoco es una cuestión solo de mujeres, sino que es un aspecto esencial del desarrollo. Limitar las opciones económicas de las mujeres debilita la eficacia del desarrollo, y por ende, demora los avances en la reducción de la pobreza y perpetúa aun más las violaciones de los derechos humanos. ¡Debemos actuar, forjar nuevas alianzas e incidir para que el empoderamiento político y económico de la mujer sea un tema de la agenda nacional e internacional de desarrollo y sus planes de acción! Por eso, me uní a mis colegas de Dinamarca, Noruega, el Reino Unido, el Comité de Asistencia para el Desarrollo (Development Assistance Committee, DAC) de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Organisation for Economic Co-Operation and Development, OECD) y el Banco Mundial para celebrar la Conferencia de Alto Nivel sobre el Empoderamiento Económico de la Mujer en Berlín, en febrero de 2007. Y también por eso estoy tan comprometida con mi función como Defensora del Plan de Acción sobre Género del Banco Mundial. Desde ese momento, las alianzas en relación con el empoderamiento económico de la mujer han cobrado ímpetu y crecido. Tenemos que aprovechar ese ímpetu con inteligencia.

iKNOW Politics: ¿Qué obstáculos políticos deben superarse para que las mujeres accedan al empoderamiento económico?

Tenemos que reconocer que el mundo está lleno de diferencias en relación al género y que se necesitan políticas activas, con suficiente información y recursos, para eliminar la discriminación actual por razones de género. Establecer derechos igualitarios en leyes y normas no va a ser suficiente. Lo que necesitamos es que la mujer tenga acceso total a esos derechos que para los hombres son algo natural: títulos de propiedad, educación, derechos de herencia y el derecho a celebrar contratos. Como bien dijo nuestra Canciller en febrero al inaugurar la Conferencia de Alto Nivel sobre el Empoderamiento Económico de la Mujer, hacer respetar la igualdad de género no es un asunto de mujeres sino una obligación de toda la sociedad que exige que los hombres cambien su rol y dominio. Esto no siempre es algo bienvenido ni fácil, tanto en nuestras relaciones personales como en la vida política y económica. Sin embargo, si les fallamos a las mujeres adultas y jóvenes, entonces, fracasaríamos en nuestro mandato y obligaciones políticas.

iKNOW Politics: ¿Qué hace usted para apoyar y alentar a las mujeres adultas y jóvenes a participar en política?

Empecé teniendo una participación activa dentro de mi partido, el Partido Socialdemócrata de Alemania, para establecer un sistema de cuotas en sus órganos con poder de decisión, algo que logramos junto con otras mujeres. Sólo si las mujeres participan en la toma de decisiones, sus argumentos e intereses se verán reflejados en esas decisiones. Ahora el éxito del sistema de cuotas es evidente: las mujeres han podido convertirse en lideresas políticas, lo cual beneficia a la esfera política en su conjunto. Además, me interesa particularmente apoyar las redes de mujeres en Alemania, pero también en los países en vías de desarrollo que son nuestros aliados.

iKNOW Politics: ¿Qué consejo puede darles a las mujeres que son líderes y candidatas y que tratan de tener éxito en su carrera política?

¡Que piensen por sí mismas y que tengan el coraje de manifestar sus convicciones!

 

Región: