Sahar Qawasmy

Entrevistas

 Atrás
Junio 6, 2013

Sahar Qawasmy

miembro del Parlamento de Palestina

iKNOW Politics: ¿Cómo ha ido superando obstáculos de tipo religioso y/o cultural?

En primer lugar, quería afirmar que el hecho de que las mujeres se comprometan en política y ocupen puestos de toma de decisiones es muy difícil particularmente en aquellas sociedades donde sólo se conoce el sistema patriarcal; donde únicamente los hombres ocupan dichos puestos. Soy una de esas personas que cree en la necesidad de poner a prueba a ese tipo de normas. Desde mi regreso en 1994, siempre he insistido en conferencias o congregaciones que los hombres y las mujeres no deben estar segregados en distintos asientos. Así que siempre me siento en las plazas reservadas para hombres para resaltar este punto. En un momento determinado se acostumbraron a mi presencia entre ellos así que esta tradición ya no se sostiene en una de las ciudades más conservadoras de Palestina. 

También he sido muy activa políticamente. Soy miembro de Fatah y he ocupado posiciones de gran responsabilidad y fui la primera mujer en ser votada como Secretaria Provincial. Alcanzar esta posición requiere mucho esfuerzo y también el contar con el apoyo de otros factores como educación, independencia económica y respaldo familiar. También fui elegida por votos que venían sólo de hombres.

Trabajar en la esfera política requiere mucha fuerza, voluntad y no abandonar nunca por culpa de obstáculos ni dejar que las dificultades te arrastren o te lleven a abandonar el cargo. Cuando empezamos a hablar sobre asuntos relacionados con las  mujeres, tuve una fuerte oposición pero no desistí. En vez de eso, fui clara y positiva y argumenté que hacer una discriminación entre hombres y mujeres no es parte de ninguna religión y que quienes aseguren eso basan sus argumentos en interpretaciones erróneas de la doctrina religiosa. En nuestra sociedad, para permitir que la gente inicie un debate abierto y lúcido sobre este asunto, se debe empezar por remover la santidad que rodea a las costumbres y tradiciones. Es muy difícil conseguir esto pero yo he usado esta táctica con éxito en varios contextos. A la vez que no era irrespetuosa con la opinión de otros, me mantenía firme en mis puntos de vista y así he sido capaz de convencer a la gente.

Empecé a trabajar en política en el 2006 cuando fui votada para ir al Parlamento. He tenido fama de ser una persona fuerte que rechaza poner sus propias causas en compromiso, entre las cuales está el avance de los derechos de la mujer. Siempre estoy disponible cuando se me necesita y no descanso mientras haya trabajo que hacer – y todavía hay muchos retos para las mujeres que deben ser enfrentados. Hace más o menos un mes estaba saliendo de una conferencia y una mujer vino y me dijo “te queremos. Toda la ciudad te quiere”. Este tipo de cosas me dan la seguridad de estar trabajando en la dirección correcta en términos de resolver los problemas de la gente.

Tengo una oficina en el Parlamento nacional y en esta gobernación hay alrededor de 750,000 ciudadanos y sólo tengo a un colega en esta área. La mayoría  de problemas individuales o comunitarios – e incluso aquellos a nivel de gobernación – vienen a mí y yo trato de resolverlos. No ignoro o dejo pasar ningún caso incluso en aquellas ocasiones en las que mi respuesta es negativa. También creo que mi trabajo en la sociedad civil me ha ayudado para ocuparme de las necesidades de mis electores.

También intento aplicar todas mis creencias en mi hogar. En mi familia no hay diferencias entre chicos y chicas.

iKNOW Politics: ¿En su opinión, qué impacto ha tenido la Primavera Árabe en su país así como en el conjunto de la región?

Lo que se llama “Primavera Árabe” es, en mi opinión, una situación que tenía que ocurrir – y es un fenómeno internacional que no se limita a los países árabes. Creo que se extenderá a todos los países donde la democracia esté comprometida. Además la gente tiene acceso a herramientas de comunicación modernas y a tecnología de la información. Actualmente estamos en una fase de transición que continuará durante los próximos 10 años hasta que estos países se conviertan en democracias seculares. Creo que esto ocurrirá en todo el mundo y marcará el comienzo de un mayor respeto hacia los derechos tanto de los seres humanos como de las mujeres en particular así como con la idea de diplomacia preventiva y la disolución de fronteras siguiendo el ejemplo de la Unión Europea.

iKNOW Politics: ¿Cómo se puede reforzar la relación entre un parlamentario y su electorado?

Es una relación muy importante a mantener y requiere que el parlamentario se mantenga en contacto con su electorado y que sea consciente de sus problemas. También requiere un compromiso con las creencias por las que un parlamentario debe abogar y de capacidad para manejar distintos asuntos con completa objetividad dejando las influencias emocionales a un lado. Tampoco hay que dejar de ser sensibles con la difícil situación de los ciudadanos. Para las mujeres parlamentarias que siguen sufriendo la ideología patriarcal prevalente que margina a las mujeres y ensombrece sus éxitos, está el reto de demostrar su valía. Creo que, en este contexto, las cuotas emergen como una herramienta muy importante no sólo en el Parlamento sino también en todos los ámbitos de decisión como el poder ejecutivo del Gobierno para dar a las mujeres la oportunidad de participar y demostrar su valía. También debemos cambiar la legislación vigente para garantizar que las mujeres no sean discriminadas.

iKNOW Politics: ¿Qué papel juegan las tecnologías de la información en el apoyo a la participación de las mujeres en política?

Las tecnologías de la información y las redes sociales son vías de comunicación muy importantes para cualquier político y se han convertido en un aspecto más de la vida diaria de todos los ciudadanos. Así que los parlamentarios y otros políticos deben hacer uso de estas vías para comunicarse con los electores y con la oposición. Sin embargo, mientras hoy en día un político no puede ignorar estas herramientas, tampoco substituyen la necesidad de contacto directo con los ciudadanos. Debemos mantener ambas cosas.

iKNOW Politics: ¿Qué consejo le daría a una mujer joven que quiera formar parte  de la esfera política?

No estamos en la búsqueda de casos esporádicos de mujeres en política sino en el deseo de llegar a un lugar en el que la representación de las mujeres en política refleje de forma justa su rol en la sociedad. Esto requiere de una fuerte voluntad personal y política así como del fortalecimiento de las mujeres en términos políticos y económicos para que se conviertan en un miembro efectivo de la sociedad.