Nicaragua: "Hay saña contra el movimiento de mujeres"

Noticias del mundo

 Atrás

Nicaragua: "Hay saña contra el movimiento de mujeres"


La feminista Juanita Jiménez, integrante del Movimiento Autónomo de Mujeres, considera que el caso Zoilamérica dividió al movimiento de mujeres en Nicaragua porque las puso en un dilema: creer en la niña abusada o respaldar al caudillo del partido en que militaban.
“Fui acosada y abusada sexualmente por Daniel Ortega Saavedra, manteniéndose estas acciones por casi 20 años de mi vida”. En 1998 una desconocida Zoilamérica Narváez hacía temblar el mundillo político del país y ponía en jaque a un caudillo que ansiaba volver al poder del que fue destronado democráticamente en 1990. Su relato —escalofriante, crudo, alarmante— fue un golpe para un hombre que se vendía como revolucionario, a favor de las clases sociales más desprotegidas y cuyo discurso hablaba de reconciliación.Ortega sorteó la denuncia con una justicia a su favor, que desestimó el caso en 24 horas; pero la espina había sido clavada y el relato de Narváez le dio la vuelta al mundo, logrando que grupos de intelectuales, políticos de izquierda y sobre todo los movimientos de mujeres, le dieran la espalda al viejo caudillo, que hasta entonces algunos veían como un importante líder revolucionario, de ésos que luchan por las igualdades sociales en el continente.Para leer el artículo completo, por favor visita el sitio web de AWID

Región: