Violencia política, otra cara de la discriminación hacia la mujer

Noticias del mundo

 Atrás

Violencia política, otra cara de la discriminación hacia la mujer

Erradicar la violencia contra las mujeres es un tema pendiente en México en los ámbitos político, laboral y social, a pesar de que hay grandes esfuerzos y avances, por lo que es urgente promover el cambio de actitud y cultura a favor de ellas, coincidieron diputados federales.

En el marco del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer que se celebra el 25 de noviembre, la secretaria de la Comisión de Igualdad de Género de la Cámara de Diputados, Carolina Monroy, señaló que la violencia contra la mujer está tipificada y da lugar a la comisión de diferentes delitos.

En el caso de violencia política, se trabaja en el Senado desde hace algunos meses en una iniciativa al respecto.

En 2015 y lo que va de este año, la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade) ha registrado 141 casos de violencia política de género.

De acuerdo con la investigación "Violencia Política", del Comité del Centro de Estudios para el Adelanto de las Mujeres y la Equidad de Género (Coceameg), que preside la diputada del PAN, Guadalupe González Suástegui, la cultura política en México cuestiona el derecho de las mujeres a ocupar un puesto público.

Es decir, un cargo de toma de decisiones, o de representación popular, ya que existen actos de discriminación, intimidación y agresiones verbales y físicas directas, sobre todo en el ámbito municipal, donde el avance de su participación es mínima.

A la fecha, si bien se reconoce la igualdad jurídica entre géneros, en el ámbito político se expresa todavía una situación de desigualdad.

El documento refiere que, asumir el cuidado del hogar y la familia como una responsabilidad prioritaria tradicional de las mujeres, ocasiona que la mayoría de las que buscan participar en la política, sientan la corresponsabilidad individual del cuidado familiar, con toda la presión que ello implica.

Los partidos políticos aceptan que las mujeres participen en el ámbito público, sin embargo, no consideran medidas para incentivar a los hombres a responsabilizarse de tareas del entorno privado y, además, no se sientan "invadidos" en una esfera que consideraban "propia", señala.

Para la diputada del PRD, Erika Irazema Briones Pérez, falta crear conciencia entre los tres niveles de gobierno para alcanzar políticas públicas al respecto, además de campañas de información para terminar con este problema y motivar a la sociedad.

"Desafortunadamente, la sociedad mexicana aún no está preparada para lograr este cambio, pues el machismo sigue arraigado. Requerimos mecanismos de difusión para apoyar a las mujeres, pues enfrentan severos problemas de vulnerabilidad", afirmó.

 

Briones Pérez comentó que tan sólo en la Cámara de Diputados se ve el poder de los hombres, pues son ellos los que ocupan las comisiones más importantes.

"Hay una descalificación hacia las mujeres, esta situación tiene que cambiar y se debe valorar el trabajo de las mujeres. No hay la importancia necesaria y hay una agresión política hacia las mujeres y no se quiere reconocer", enfatizó.

El presidente de la Junta de Coordinación Política en San Lázaro, Francisco Martínez Neri, apuntó que lo que hace más falta es un trabajo con acciones, pues ya se ha legislado, y aunque ha habido avance en el reconocimiento de las mujeres, no ha sido suficiente.

"Lo que falta es un trabajo más de acción, más que de legislación. Yo creo que en cada una de las secretarías de Estado le corresponde checar estos temas, al igual que en los estados y en la Ciudad de México, y en todos esos lugares han faltado acciones contundentes, ha faltado educación. Hay que invertir en educación en esa parte", dijo.

En tanto, el presidente de la Comisión de Atención de Grupos Vulnerables, Luis Fernando Mesta, apuntó que la violencia contra las mujeres continúa y se tiene que resolver, pero se ha avanzado en que ya visibiliza el problema.

"Qué hacer para que se cumplan las leyes, qué tenemos que lograr para que el cumplimiento sea parte de nuestra cultura y forma de ser cómo mexicanos, es un asunto que va más allá del Legislativo, que tiene que considerar, que tenemos que analizarnos como mexicanos en todas las leyes que nos regulan", apuntó el diputado del Partido Acción Nacional.

Reconoció que México tiene una sociedad machista, e incluso hay mujeres que lo fomentan, por lo que consideró que se debe de cambiar esa cultura, aunque también se tiene que reconocer que ha disminuido.

"Se han dado pasos jurídicos muy importantes, existe cada vez de manera más acentuada una voluntad de quienes tomamos las decisiones en torno a este asunto, y cada vez más varones se incluyen y se suman a ponderar la dignidad que necesitamos recuperar para todas las mujeres de México", señaló por su parte Carolina Monroy. Haga clic aquí para acceder a la fuente.

Región: 
Focus areas: