“Las mujeres en Irán se sienten ciudadanas de segunda clase”

Noticias del mundo

 Atrás

“Las mujeres en Irán se sienten ciudadanas de segunda clase”

“Si me hubiera quedado en Irán, ahora mismo estaría en la cárcel. Y habría recibido 74 latigazos”, cuenta Shadi Sadr (Teherán, 1974), abogada y activista por los derechos de la mujer. Hace seis años, con la certeza de que irían a detenerla, cogió a su hija, que ahora tiene 15 años, y abandonó su país. Ahora vive en Londres, donde fundó una organización, Justice for Iran, que vela por las minorías sexuales, étnicas y religiosas. 

Para leer el articulo publicado el 11 de Abril del 2015, por favor haga clic aquí.