Argentina: País con perfil de género

Noticias del mundo

 Atrás

Argentina: País con perfil de género


En un extenso informe sobre el perfil de género que presenta la Argentina, la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA) admite un gran avance en la batalla por la igualdad de derechos y posibilidades para mujeres y varones. Sin embargo, la situación de las argentinas en materia de derechos y garantías devela marcadas diferencias. El documento propone el diseño de una estrategia nacional de género, que involucre la participación de sectores públicos y privados.
El “Informe final - Argentina: perfil de género de País” , coordinado por Sandra Cesilini, reconoce que durante los últimos años se ha achicado la brecha entre mujeres y varones, sin embargo todavía hay mucho por hacer. La mirada está puesta en los sistemas de salud y educación, y en una activa participación política y económica para acabar con las desigualdades de género. Después de la crisisA partir de 2001 muchas jóvenes mujeres debieron ingresar al mercado laboral a raíz de la pérdida del puesto de trabajo de sus compañeros varones. Este avance de las mujeres hacia el mundo laboral generó un cambio de roles en el terreno doméstico. La desvalorización y frustración que muchos hombres – de diferentes estratos sociales - sufrieron al quedar desempleados, alimentó situaciones de violencia cuyo impacto el informe reconoce como “extremadamente difícil de evaluar en la actualidad”. El informe señala que las argentinas “han tenido un gran avance desde la crisis del 2001-2002…”, aunque el país registra una de las mayores brechas salariales (entre varones y mujeres) del mundo.Sin embargo, este cambio de roles tradicionales también potenció el lugar de las mujeres como generadoras de recursos y como líderes comunitarias. Ellas desarrollaron la capacidad creadora, la resistencia y la “no resignación”, defendiendo sus derechos como emprendedoras y como líderes sociales. Además, su participación en los espacios públicos ha crecido (la designación de dos mujeres para integrar la Corte Suprema de la Nación es un claro ejemplo).A esa mayor presencia en el espacio público contribuyeron las leyes de Cupo Sindical (que obliga a tener 30% de mujeres en los cargos electivos sindicales), y las leyes de Salud Reproductiva y Procreación Responsable, de Anticoncepción Quirúrgica, de Educación Sexual. Pero por un lado está la norma, y por otro el modelo cultural heredado. Así es que todavía se mantiene el estereotipo femenino en medios de comunicación y su reflejo en la socialización de las y los jóvenes. En palabras de la Presidenta del INADI, María José Lubertino: “… es importante señalar que la igualdad de derecho no siempre se traduce en igualdad de hecho; que la calidad institucional todavía necesita ser mejorada, y donde la cultura sigue estando atravesada por valores patriarcales”. Para leer el artículo completo, visite el Sitio Web de ARTEMISA Noticias

Región: